jueves

Sinceros deseos.

Partiendo de la idea que la mayoría de las personas que pudieran caer por acá o aventarse hacia aquí son ateas o en el mejor de los casos adoradoras de dioses falsos este saludo navideño está completamente libre de motivaciones y finalidades religiosas o espirituales. Y estimando que aquellos a los que realmente estimo son pobres, tacaños, pseudosocialistas o simplemente anticonsumistas tampoco quiero desearles que reciban un buen regalo ni decirles que gasten harto para demostrar su estima. Por último como creo en el desatino de la especie humana y teniendo casi claro que todos sus deseos son siempre para peor, tampoco vengo a salmearles que se les cumplan todos sus deseos. En realidad no los saludaría para nada si no fuera por que sospecho que todos quieren a alguna persona que realmente se emociona en estas fechas y por el cariño hacia esa(s) persona(s), ya sean familiares amigos o reflejos, espero que sepan sonreír y saber apreciar y cuidar el entusiasmo de los que aun (y sin entender muy bien por qué) todavía creen en algo que nos puede parecer tan falso. Es por eso que mi deseo es que compartan la alegría de los alegres, la nutran y si es posible encuentren una idea poética por ahí que nos salve.

Pd: Tan sincero como puede ser un personaje inventado.

5 comentarios:

Joselu dijo...

No tengo el ánimo muy alto, así que me identifico con el fondo de tu post. Intentaremos hacer lo que se pueda en estos días, sin hacernos notar, pero siendo en el fondo escépticos. No contrarios. Mis mejores deseos. Un saludo.

Lola dijo...

Yo te deseo que no seas siempre un invento. Filz año si puedes, yo te lo deseo también. Lola

tellokal dijo...

te falta una coma...falsos, este

egolastra dijo...

Eres la ficción que la realidad querría ser de adulta.

Feliz futuro incierto. Un abrazo.

pierina_rocas@hotmail.com dijo...

Cuantos piropos. Lo sé, mi comentario es desfasado, pero siempre es bueno saludarte.