sábado

Sufrible

El infierno y el paraíso me parecen desproporcionados.
(J.L.B.)      Los actos de los hombres no merecen tanto.

Tan cierto como que el infierno existe es que ningún acto humano lo merece, que es un invento exagerado, desproporcionado, poético, pero existe y bueno, hay que llenarlo. ¿Entonces quienes vamos? pues nosotros, los que podremos soportarlo.