martes

Fiat.

Vamos, que caí en mi trampa, me la pasé tejiendo que la poesía es mentira para poder tener la libertad de decir en ella lo que quiera sin traumar a nadie, hasta que en un rapto de honestidad termine enredándome en mi mentira sobre la cualidad mentirosa de la poesía. Y bueno, hoy pensé: seras tonto! si desde siempre fue todo mentira, o de verdad pensaste que el umbra del fiat umbra alguna vez dejo de ser solo una palabra?. Así que aquí vengo, digo estoy, y espero volver.

1 comentario:

franco dijo...

Toda sílaba falsa tiene hambre de poeta. Bienvenido de nuevo a este peligro.