martes

Personajidades.

El verso, el poema, la figura literaria, el juego de palabras, nada de eso es la creación del poeta. La creación del poeta es su mitología de vida, el submundo personal que crea donde le asigna nuevos valores a distintos elementos de la realidad. La creación del poeta es la realidad luego de ser pasada por su alma. Algo así como el agua y el café. Y aún más, la mayor creación del poeta es el poeta mismo. Esa "personajidad" que cree en la mitología antes mencionada. El filtro. Cada poeta es un filtro de la realidad.
Por eso existen genios como Pessoa o Machado que tenían la capacidad de crear diversos poetas, cada uno con su propia mitología. Otros ejemplos claros pueden ser Alberti con su "Juan Panadero" o el "Martín Fierro
" de José Hernandez. El escritor crea al poeta y el poeta canta. Efectos colaterales, productos de la circunstancia y las necesidades son el verso, el poema, la figura literaria, el juego de palabras...

Pd: Y eso tal vez sea lo que diferencia la poesía de la producción de versos y rimas. Sin demérito de ninguna.

5 comentarios:

Valentin Ibarra - (acertijo) dijo...

Ey ! – VAVO te has lucido con tremenda explicación.
La coincido plenamente, creo que pasa con esas exquisitas actividades que necesitan del alma toda y profunda de quien la ejerce.
Es algo así como el ser que se representa en el ente, no siendo el ser un ente, pero si manifestándose de aquella manera. En la poesía el ser del poeta…
Muy interesante. Saludos.

franco dijo...

Pienso en el riesgo de ser Pessoa. Si ese mundo fue "creado" por él y no él moldeado, sacudido como si fuera un nadador en medio de un maremoto, entonces él eligió correr un riesgo enorme. En mi caso particular, es el poeta en el que más intimidad siento, el que siento que se ocupó de dejar menos distancia entre la palabra y su vida (y me refiero fundamentalmente a Álvaro de Campos en la Tabaquería o a Bernardo Soares en El libro del desasosiego). No sé cómo hubiera hecho yo para soportar un mundo así.
Puede que yo exagere, y lo más probable es que sea así, y que su literatura haya sido "literaria" para él, y en vida no haya tenido mayores inconvenientes, pero no puedo dejar de figurarme su existencia cuando la leo.
Sigo con la duda de si esta mitología depende de una decisión. De ser así, eso explicaría por qué muy pocos han tomado esa dirección, terrible por cierto, y que yo, para ser sincero, no sé si me animaría a adoptar.
Nos has puesto a pensar de nuevo.

Golfo dijo...

hay que tener cuidado como se interprete... hay exagerados, presuntuosos y no pocos idiotas, consumidos por el personaje, acabada su persona, la persona que sentía la llamada del filtro.
Vaya, que hay quien se cae dentro.

Por otro lado le hace sentir a uno ganas de duplicarse en sus poetas. cuantos abrá, cuántos llevaría dentro?
Solo por la experiencia... debe ser complejo de llevar.

egolastra dijo...

Vuelve poeta, vuelve!

Un abrazo.

V a v o dijo...

Golfo le has dado al blanco.

Valentin Franco Pedro gracias por seguir por aca.

Sobre Pessoa debo confesar que no he leido mas de 10 poemas, pero con esos me tiene fascinado, ando buscandolo y buscandolo