lunes

A ver que sale.

Otra trampa: Esta vez de la capacidad de adaptación. Recuerdo cuando era niño y mi mamá quería castigarme por algo era extremadamente difícil para ella- Si me prohibía ver dibujos y ponía alguna novela terminaba interesándome por la novela, si apaga el televisor podía jugar, si me quitaba mis juguetes podía quedarme sentado sin hacer nada y aún así no aburrirme.
Ciertamente siempre me gustó tener esa capacidad de "resignación". La trampa radica en que esa capacidad para estar siempre bien, sin importar la realidad que me rodea o la situación en la que me encuentro (Duermo igual de bien en una cama, en el suelo, en una banca, en un carro, en un jardín) corta el impulso natural por buscar una situación mejor. Y si solo yo dependiera de mi no habría problema. Pero mi situación no solo es la mía sino también de aquellos a los que le intereso. Y lo siento, de verdad que sí.

5 comentarios:

César J. dijo...

Es que hubo un momento en que morirse dejó de ser un derecho individual. Cuestiones del tiempo y de la globalización.

Joselu dijo...

Tu post me ha resultado divertido. Todos tenemos algo que tememos que alguien nos lo quite. A mí me hundirían si me quitaran mi ordenador o la posibilidad de comunicarme con el mundo a través del blog. Pero también encontraría seguramente alguna alternativa como volver más intensamente a la lectura y escribir mis diarios, que es lo que hacía antes de empezar mi aventura bloguera. Y no es que ahora no lea, sí que leo pero menos, y no me gusta. Me cautiva tanto escribir o leer propuestas de otras personas que dedico menos tiempo a las lecturas.

Pero sí, entiendo que esa capacidad de adaptación puede ser un problema para aspirar, para progresar, para subir, para hacer... y que alguien que te quiere pueda concebirlo así. Todo tiene al menos dos lecturas.

Un saludo.

Lola dijo...

De verdad que te adaptarías a todo? a todo todo? No se si te creo y después de leer tu anterior post, a lo mejor ahora ya no piensas como pensabas ayer...
Besos y pregúntame como ha sido mi viaje. Lola

Lola dijo...

De verdad que te adaptarías a todo? a todo todo? No se si te creo y después de leer tu anterior post, a lo mejor ahora ya no piensas como pensabas ayer...
Besos y pregúntame como ha sido mi viaje. Lola

V a v o dijo...

Cesar que gusto verte por aca que ya por ningun otro lugar te puedo ver, coincido en los efectos de la globalizacion en la libre determinacion de morir,tal vez vengan tiempos donde morir sea un deber.

Joselu, que bueno te divierta, en realidad es una exageración. Era una intuicion que para ataarla tuve que volverla certeza. En una pelicula una vez dijeron que una persona que no quiere a nada ni a nadie es invensible. Se olvidaron de decir que eso no es una persona.

Lola!!! q maravilla tenerte de vuelta! haces bien en no creerme. Pasare pronto por tu blog para ver que novedades traes del hermano brasil. un beso.

Saludos a todos y abrazos.