miércoles

Orgullo

Curiosa palabra Orgullo que contradice tanto a /humildad/ como a /vergüenza/, y redunda por una O con /dignidad/ y por la otra con /soberbia/.

¿Qué pensaré pues del orgullo? Si lo entiendo como amor propio, la diferencia (entre soberbia y dignidad) la marcaría el amor -hacia/desde-lo ajeno. Es este último quien mata el miedo y engendra la confianza necesaria para amarse sin caer en el individualismo narcisista (viejo y feo), y mas bien amarse por ser parte única de un todo. Amarse por ser necesario para ese todo al que amas por ser parte de ti.

El amor propio demanda, para su salud, estar costruido sobre el amor por lo ajeno.

2 comentarios:

Joselu dijo...

Y viceversa, el amor por el otro (lo ajeno) necesariamente ha de estar construido por el amor a sí mismo. Sólo puede amar con profundidad quien se ama a sí mismo.

V a v o dijo...

Como el huevo y la gallina creo yo, en todo caso voto por la gallina.