lunes

Corazón...

No puedo decir corazón sin que se me quiebre la garganta en nudos equilastimeros, ni puedo insistir en el intento sin que de los nudos emergan tumores dialipétalos.

No hay comentarios: