martes

Otoño.

Crujen mis pasos por ti, se destocan los bosques, se emboza el horizonte, el mar no es mas que un rugido en el vientre de la niebla, lo negro de mi costa se eleva por tu aliento, crujen mis pasos, ya lo he dicho, por ti y mientras esperan, sin buscar, su encuentro. ¡Terminad pronto de preparar la pista de baile!.

No hay comentarios: