viernes

Viento-bomba.

Hay palabras que hieren al que lee, hay otras que solo dañan al que las escribe, algunas aún terminan con un gran numero de lectores, pero otras en cambio; pasan de ser asesinas, suicidas o genocidas, para estallar pulverizando tanto al emisor y al receptor como a cuanto curioso cruce por ahí. Esas palabras son palabras kamikazes, esas son un "viento divino".

1 comentario:

Alicia María Abatilli dijo...

Es así.
Uno las busca, quiere ser abrazado por ese "viento divino".
¿Te ha quedado alguna por ahí?
Alicia