viernes

No me dejes.

Jacques Brel compuso esta canción cuando la relación con su amante Zizou terminó, lo obscurioso es que fué el quien la dejó.
Es grande la brecha existente entre obra y obrero.
Por mas sinceros que sean los versos, siempre te pueden engañar.

3 comentarios:

cara con cielo dijo...

mi primo (ese del blog las yemas de los dedos que hablan) siempre me anda diciendo (claro esta qeu lo repite de otro mas antiguo que el) que los poetas son unos mentirosos, cosa con la que concuerdo, porque muchas veces he sacrificado la verdad en el nombre de la belleza. ahora me pregunto, ¿será el musico un poeta con distintas herramientas?...

con mentiras o no, el tema esta buenisimo, y la version del tipo al borde del llanto se va al carajo...

un gusto pasar por aca, como siempre

V a v o dijo...

el tipo es el mismo compositor, lo que lo hace aun mas hermosamente cínico! y si de eso se trata de demostrar que la belleza esta mas alla de la verdad, (como el amor de la moral). Y poesía y canción para mi siempre han sido para mi dos piojos del mismo loco.

Gracias por la visita.

cara con cielo dijo...

es un actor de primera el cantante entonces...