lunes

Y no serà por ti.

Y ni siquiera será por ti, sino mas bien; y tal vez, y ojala; para ti, para que de aquí a una cantidad incierta de meses, cuando en Internet te enteres, o a través de sueños, de que yo he muerto, sepas que no nos morimos para atarlos a ustedes los vivos a nuestros cuerpos inertes, sino para aventarlos de narices contra la vida para que gocen y sufran y beban y sueñen por nosotros, mas nunca para nosotros.

1 comentario:

Pedro R. D. dijo...

Una muestra de completa generosidad hacia los demás.
Qué gran suerte conocerte en vida!!