domingo

Sortilegio. (1er intento)

Repta el tiempo entre mis dedos, me entretengo con él mientas me voy quedando ciego.
Su vientre de sol y arena se enreda en la curva de mis vellos.
Estoy harto de estar a la luz de este infierno que no quema.
Infierno azul de fuego
y de seda.

3 comentarios:

franco dijo...

Seda... qué libro hermoso.

mbb dijo...

que embole un infierno que no quema, una condena tristemente aburrida...

V a v o dijo...

y decepcionante!!!
¿Seda? habrá que leerlo.