domingo

Jazmín.

El suelo está quebrado bajo el peso de mi muerte, y mientras entre sus rendijas se seca mi sangre, de la raiz de mi lengua nace el aroma del sexo de tu nombre... Jazmín.

No hay comentarios: