martes

EL epilogo de todo esto sera un llavero desconcertado, un botella echando espuma, un lago apantanandose, bandada de patos y palomas estrellandose contra la madrugada, dos millones de estrellas quedandose sin almohada, un gato que se desteja, angelitos con los que ya nadie sueña, una sombra descendiendo entre la niebla y un hombre y un acantilado enfrentandose cada uno a su dios cada cual a su mar.

1 comentario:

Pedro R. D. dijo...

Bravo! Así debe ser. Además, ya se agotaron los finales felices.