domingo

Mis amigos.

Hermosos príncipes de lo ajeno, angelitos ebrios y reilones, esencias celestiales que a tropezones han venido a dar contra mi suelo.

No hay comentarios: