martes

ego.

Lo unico que aplaca la angustia de ser yo, es que al menos no soy tú.

1 comentario:

César J. Valero dijo...

Pero ese remedio es temporal.