jueves

de propina.

Tiene razón el del bombin; la vida hiede como el sueldo de un camarero, pero de cuando en cuando cae una propina que te perfuma el día.

No hay comentarios: