sábado

2 y 2.

Siempre envidiaré la universalidad de los números.

1 comentario:

César J. Valero dijo...

Yo les recrimino su inconsistencia... pero luego recuerdo que sólo existen en mi cabeza.