domingo

la hora del te.

Cuando el silencio te de las 5 de la tarde, y la tarde te de frió, y el frió venga de la niebla, y la niebla te provoque tomar algo caliente... prepárate en mi honor un té azul, en mi memoria saborea un té raro, por mi recuerdo aspira el humo de un té sin par, de mi parte llevate a la boca un te extraño.

No hay comentarios: