viernes

Volver.

Pero es tan hermosa. Y ahora que la muerte otra vez me encoge el pecho, y el año gateando mal pronuncia tu nombre, no resisto una hora sin un verso para cubrirme del frió literal del amanecer. Y ahora viene a seducirme con amor, rebeldía, libertad y sangre. Ya no me aguanto, necesito un poema que justifique esta tristeza, necesito modelar una palabra, necesito volver al delirio.

No hay comentarios: