sábado

No me vengan.

Y que nadie venga a decir que esto no está definitivamente podrido. ¿Desde cuando la vida frusta la vida?

No hay comentarios: