martes

a ver si entiendes

Un dedo maldibuja una canción. Un paso sincero se da en falso si se trata de tus labios. El estruendo de tu danza se corona de espuma blanca. Los nervios son de acero, pero la noche una fundición. ¿Conciencia? la empujamos por el acantilado. Dos estrellas, dos soledades que tiritan. Ahora solo queda ocultarle al viejo del bombín, que mis manos no se saben su canción cuando se trata de ti.

No hay comentarios: