miércoles

Ganas de...

Claro, yo tengo la capacidad y la potencialidad para conseguir el mejor puesto, el mejor auto, un departamento grande, y tal vez, quien sabe, hasta un par de hijos rubios. Pero y las ganas ¿ya no valen?

No hay comentarios: