sábado

Desqueriente.

Hasta hace unos momentos y desde que desperté estuve sin sentir ningún cariño por alguien. ¿Habrá sido un lapsus de desprendimiento?. ¡Como te envidio Buda!.

No hay comentarios: